Artículos 1 a 24 de 65 total

Guantes y gorros de snow

No te lleves las manos a la cabeza: píllate unos guantes y un gorro de snowboard y ni el frío siberiano podrá acabar con tus ansias por deslizarte sobre la nieve. Además, elige los mejores materiales y, por qué no, a juego, para que nada haga mella en tu estilismo de nómada del movimiento. Leer más

Ten claras las condiciones y características que deben tener tus guantes de snow: impermeabilidad, transpirabilidad, elevada función térmica; con protecciones o sin ellas; guante o manopla…; puedes llevar unos guantes finos debajo de otros más gruesos o bajo unas manoplas; puedes probar con un cubre manoplas… Piensa en que cuanto más volumen pongas sobre tus manos menos maniobrabilidad conseguirás con ellas.

Ante el frío, el cuerpo reduce el riego sanguíneo periférico y, con él, la temperatura de las manos y el resto de extremidades, protegiendo zonas vitales del organismo. El frío intenso puede dificultar mucho tu día en la nieve. Solución: unos buenos guantes de snowboarding. Un gorro de snow no protege contra importantísimas pérdidas de calor, como se creía hasta hace poco (el calor se pierde por volumen de exposición), pero sí previene ante la percepción psicológica del frío; la cabeza y el cuello poseen muchas terminaciones nerviosas que hacen que sean extremadamente sensibles (hasta cinco veces más) que otras partes del cuerpo.

Solución al frío de nuestra azotea: un buen gorro para la práctica del snowboard. Gorros y guantes de snowboard, cabeza y manos secas y calientes, días de nieve sin tiritar y pasarlo mal.

Page:
  1. 1
  2. 2
  3. 3