Tablas de snow para niños

Eres un padrazo nómada del movimiento que rebuscas online entre las diferentes tablas de snowboard para niños, relamiéndote de orgullo y emoción sólo de pensar en compartir con tu hijo la afición que a ti más te hace vibrar. ¿Te imaginas que la cosa se asienta y acabáis compartiendo durante toda la vida la afición de liarla en la nieve? A que se te ponen los ojos vidriosos sólo de pensarlo... Leer más

Lo primero de todo, no te precipites. A lo mejor ya estás pensando en pillarle una tabla de snow para tu niño de 18 meses... ¡No, hombre, no!, ¡detén tu entusiasmo y sé realista! Hasta los 6 o 7 años no va a empezar. Si tiene condiciones excepcionales podría incluso antes, pero no fuerces la máquina y deja que todo fluya. Take it easy.

Una cosa importante: tu chaval se va a caer mucho. No pasa nada, forma parte del aprendizaje, pero debes tener en cuenta eso, porque a más caídas, más descenso de la temperatura corporal, más nieve, etc. Necesitará una ropa de snow de calidad.

Ten presente una serie de cosas al comprar la tabla de snowboard para tu hijo. En general, las tablas infantiles compartirán características con tablas de principiantes y, por supuesto, tendrá una serie de características propias: son tablas más flexibles (como las de freeride) y más reactivas; son más cortas, lo que las dota de más manejabilidad (consejo: píllala un poco más grande, ya sabes los niños crecen muy rápido); los colores y motivos del diseño son importantes para ellos (mucho)...

Si estás pensando en adquirir una tabla de snow para niño, no dudes en pegarnos un toque a Desssliza3. A nosotros también se nos cae la baba con nuestros pequeños snowboarders.